90 años de la Agustín Vadillo Cicero

En 1925 se instituyó en México la educación secundaria, el decreto federal establecía que “se impartirá en tres años y será obligatoria”, este modelo educativo tomaba características del estadounidense. A pesar de esto, tuvieron que pasar cinco años para que el gobernador Bartolomé García Correa, por insistencia del Dr. Eduardo Urzaiz Rodriguez, emitiera el decreto que fundó en el estado la enseñanza media. Dividiéndola en secunda y preparatoria. El 21 de abril de 1930 comenzó a funcionar la primera escuela secundaria, la Adolfo Cisneros Cámara la cual se instaló en el antiguo edificio de la normal de profesores: el claustro de las Monjas concepcionistas sobre la calle 63. [1]

En menos de un año, la demanda de educación secundaria se vio rebasada, por lo que urgió abrir un nuevo local, se hizo posible la Agustín Vadillo Cicero en septiembre de 1931. Estableciéndose en la calle 58 con 69 donde hoy se encuentra el Nacional Monte de Piedad y a finales de la década de los treinta pasó a la calle 59 por 66 no. 548 en un local que, según Gonzalo Cámara Zavala, perdió su estilo colonial al transformarse en escuela.[2]

El primer director de la Escuela fue el médico y profesor Luis Peniche Vallado y el subdirector el Prof. Fernando Cantillo Güémez. Peniche reunió a un grupo destacado de profesores entre los que se encontraban David Vivas Romero, Humberto Lara y Lara y Santiago Burgos Brito entre otros. Fue parte de la organización de la escuela la profesora Pura Escalante de Cantillo quien más tarde fue directora del plantel. Tiempo después también sería profesor Roldan Peniche Barrera. El personal docente de la secundaria fue llamado a sus labores el primero de septiembre de 1931. Peniche Vallado fue director hasta 1956[3]

El nombre de Agustín Vadillo Cicero es uno de los tantos que cotidianamente mencionamos sin detenernos a reflexionar quien fue o que hizo para merecer se nombrase una escuela en su honor. Cuestión que en 1930 tenía mayor relevancia de la que tiene hoy en día. Agustín Vadillo Cicero nació en San Juan Bautista, Tabasco el 8 de julio de 1850. Al fallecer su padre, se trasladó con su familia a Mérida donde trabajó en la casa comercial de su tío Pedro Cicero. Estudiante destacado del Instituto Literario del que llegó a ser director.

Plaza de la escuela e n 1964 (Biblioteca Virtual de Yucatán)

Se desempeñó como presidente del Consejo de Instrucción Pública por nueve años, durante los cuales trabajó en la modernización de los programas de estudio. Diputado e influyente político durante el porfiriato, tuvo un peso importante en todos los asuntos relacionados con la educación pública hasta su muerte acaecida en 1911. A grandes rasgos fue la trayectoria de Vadillo Cicero.[4]

En los terrenos que había pertenecido al campo aéreo “El Fénix”, también llamado “Alonso Garibaldi” en memoria del pionero de la aviación, se comenzó a construir el nuevo edificio de la secundaria. La construcción y el terreno fueron donados por el empresario libanes Cabalan Macari. La obra estuvo lista en 1962 a tiempo para que el 18 de enero de ese año el presidente Adolfo López Mateos en compañía del gobernador Agustín Franco Aguilar.

Esta es una relación muy corta de nombres y sucesos que han acontecido en noventa años, sin duda quedan fuera incontables memorias de alumnos y maestros que dan vida a cualquier institución educativa.

REFERENCIAS

[1] Menéndez, Paz. Arturo. La enseñanza secundaria en Yucatán cumple medio siglo. Revista de la Universidad de Yucatán. No. 128

[2] Garrido May. Marion (2014) Maestros Distinguidos. SEGEY. Casa de la Historia de la Educación de Yucatán.

[3] Periódico Oficial del Estado de Yucatán. 11 de julio de 1931.

[4] Bolio, E. (1944). Diccionario histórico, geográfico y biográfico de Yucatán. México D.F.: I.C.D.

 

 1,629 total views

¡Comparte esta nota!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!